LAS FALACIAS Y LA ARGUMENTACIÓN

LAS FALACIAS: Las falacias son argumentos falsos, equivocados o errados. Estos suelen presentarse por la falta de experiencia o ignorancia de los autores de los textos, que creyendo argumentar de manera sólida y pertinente escriben a favor de su postura y así engañan a sus lectores. Por ejemplo, la conclusión de la imagen es falsa, ya que no es una condición el canto del gallo para que amanezca.
Asimismo, la falacia puede ser producto de la mala intención con el fin de engañar o hacer creer algo como verdadero. En este sentido, William Atkinson define a la falacia como “un argumento sin peso o modo de argüir que, pareciendo ser decisivo de una cuestión, no es así en realidad; y que puede llegar a engañar o confundir”.

TIPOS DE FALACIAS:
Existen diferentes tipos de falacias y también se clasifican de diversas formas, esto depende de la minuciosidad del teórico. En esta lectura solo se presentan los casos más conocidos y mal usados en
el texto argumentativo.

FALACIA DE FALSA AUTORIDAD:

Este tipo de falacia apoya su “fundamentación” en el nombre de un personaje célebre para tergiversar sus palabras o usarlas en contextos no apropiados. También se utiliza para apelar a los
sentimientos de respeto por cierta autoridad, pero que carecen de dominio en la temática en cuestión. Por ejemplo, señalar que Albert Einstein recomienda cierta receta de cocina es una falacia,
ya que el científico nunca recomendó una receta ni la gastronomía es su campo de especialidad. Aquí otro caso:

La cantante Shakira acaba de declarar que la ortografía es buena. Por eso, hay que escribir bien.

En el caso anterior, se presenta a una cantante famosa para señalar una idea; sin embargo, la falta de relación entre Shakira y la ortografía hace que la conclusión sea insostenible, ya que en este
caso el sujeto no es un especialista. Un ejemplo distinto sería si la cantante tratará de géneros musicales, o de bailes.

NOTA. Ten presente que este tipo de falacia se parece al argumento de cita, pero no son lo mismo. El ejemplo de Shakira es muy ilustrativo.

FALACIA DE GENERALIZACIÓN.

Esta falacia se le conoce también como de conclusión falsa y parte del mal manejo de una analogía o de un principio que no se puede aplicar a todos los elementos. Por ejemplo, es malo beber
leche que no esté refrigerada, por tanto no beberé leche de tarro ni de bolsa, aunque estén embazadas.
Este un típico caso de una generalización absurda porque se está confundiendo los distintos tipos de leches y sus respectivas propiedades.

FALACIA DE FALSA CAUSA:

La falacia de falsa causa se origina por la falsa relación de causa con cierto efecto. Un ejemplo es la atribución de los fenómenos naturales al castigo divino. O relacionar el paso de un cometa con la
aparición de una enfermedad.

FALACIA DE IGNORANCIA DEL INTERLOCUTOR.

Aquí se defiende que el argumento es verdadero porque se ignora sobre ello, o es falso porque nadie ha comprobado su veracidad. Aquí dos ejemplos:

➢ La Tierra es el único planeta habitado porque no se ha encontrado vida en otros planetas.
➢ No es cierto que exista el calentamiento climático, ya que nadie ha demostrado radicalmente las causas de esta problemática. La falta de mayores estudios me permiten negar las investigaciones realizadas.

CASO PRÁCTICO.– A continuación, se presenta un caso donde el primer texto tiene diferentes falacias en su argumentación y conclusión. Y en la siguiente página se podrá ver cómo se han cambiado las falacias por argumentos sólidos y pertinentes.

El texto anterior es una manera exagerada de presentar algunos casos de falacias. La primera es de falsa causa porque no existe evidencia de la relación directa entre el machismo y el desempleo de la mujer, lo mismo ocurre con las tasas de suicidio. El segundo va en idéntica relación, ya que se generaliza un caso escuchado a toda la problemática; es más, este parte de una fuente ambigua, “el mercado”. Asimismo, se utiliza como argumento de autoridad al diario El Trome, una publicación poco seria y amarillista, caracterizada en brindar información sensacionalista. En tercer párrafo (segundo del desarrollo), se aprecia la falacia contra la persona que desacredita opiniones contrarias a partir del insulto y la calificación personal. Finalmente, la conclusión pretende afirmar la tesis; pero es inválida, debido a que los argumentos presentados son falacias.

Además, la segunda oración expresa una contradicción por ser parte del discurso machista. Ahora corresponde ver algunos enlaces de internet para obtener información sobre el machismo. Estas
fuentes han servido para redactar el texto argumentativo que prosigue. Es necesario recordar que la postura se hamantenido.
➢ http://elcomercio.pe/opinion/rincon-del-autor/todas-putas-patricia-rio-noticia-1811042
➢ http://elpais.com/elpais/2013/06/01/opinion/1370104032_956754.html

Es importante señalar que el tratamiento del tema del texto es una interpretación que parte del consenso de ciertos valores. En otras palabras, el machismo al igual que otras polémicas tiene diversos puntos de vista. En cuanto a lo escrito, se ha mantenido la postura inicial, pero los argumentos han sido tratados con la mayor consistencia lógica posible. Para ello se ha presentado la historia de Cabrejos y Thays, a fin de sostener la afirmación hecha. Igualmente, se muestra la opinión de El País, un diario que basa sus conclusiones en una investigación en el registro judicial. Tal vez uno puede estar en desacuerdo con los argumentos presentados y darle otra lectura al tema, pero en ninguno de los casos se puede negar el hecho de discriminación que sufrió Cabrejos ni el registro judicial. Por último, la conclusión recoge de modo general la argumentación y presenta una situación para reflexionar.

RECOMENDACIÓN:
A continuación, se presentan dos enlaces de You tube para que se refuerce el aprendizaje sobre las falacias.
o Debate: Razonamientos y falacias comunes – Liga debate escolar

FUENTES BIBLIOGRÁFICAS:
1. Jorges Montes, R. y Ocaña, P. (2002). Las formas del discurso. Madrid: Akal.
2. Santibáñez, C. y Marafioti, R. (2008). De las falacias. Argumentación y comunicación Buenos
Aires: Biblios.